La Química de los Polioxometalatos. ¿Una lástima de doctorado?

«Menudo doctorado… Cómo me lo he currado y no veo el resultado».

Dicen que internet es una ventana al mundo. Estando las redes sociales en pleno apogeo, si quieres estar en la “onda”, tienes que tener de todo. Pues en efecto, yo tengo correo electrónico, dos para ser exactos. El oficial para cosas serias y el de variedad (el que te haces de pequeña con nombre absurdo…) para las tonterías. También tengo Tuenti, Facebook, Picassa, Twitter, Researchgate y cómo no, LinkedIn.

Fue en LinkedIn donde contacté con el Dr. Justo Giner para pedirle “consejo” sobre mi futuro. A veces, ves los CVs tan impresionantes de la gente que en tus días positivos piensas… lo están exagerando… pero hay días no tan buenos que dices, madre mía, que he estado haciendo yo en tantos años…

En fin, mi mensaje en LinkedIn, decía algo así como “¿y después de la Tesis qué? No sé qué hacer”. Su respuesta inmediata fue que desarrollara una Marca Personal fuerte y seguido, me invitó a escribir en su blog de CienciaLa Química en el siglo XXI y me mandó un par de entradas para orientarme. La primera me hundió. Era de la Dra. Ana Coto, a la que aprovecho para felicitar por los premios que ha obtenido sobre su interesante temática “los quantum dots”, muy de moda, por cierto. La segunda me animó algo más, solo con el título “mi tesis no es una mierda”, me sentí identificada. Aunque es verdad que el autor de ese artículo partía con una palabra en el título de proyecto de tesis que tiene mucho gancho, “cáncer”. Lo mío es algo diferente y trataré de explicarlo en las siguientes líneas.

Aroa Pache Legarreta

Los polioxometalatos (abreviado POMs) pueden describirse como agregados inorgánicos de carácter aniónico y como su propio nombre indica, están formados principalmente por oxígeno (O) y metales de transición (M) en su estado de oxidación más alto. Según su composición, pueden clasificarse en dos grupos: Isopolioxometalatos, que únicamente contienen metal y oxígeno o Heteropolioxometalatos, que, además de metal y oxígeno, contienen otro tipo de elemento que actúa como heteroátomo. Si quisiéramos dar una formula general, ésta sería [XxMmOy]n–, donde solo en el caso de los heretopolioxometalatos X representa el heteroátomo. Como metales (M) más comunes encontramos molibdeno (Mo) y wolframio (W), aunque también se pueden encontrar otros en menor proporción, como vanadio (V), titanio (Ti), etc. Para el heteroátomo (X) en cambio, no existen restricciones, ya que se conocen alrededor de 70 elementos de todos los grupos de la Tabla Periódica, exceptuando los gases nobles.

El tamaño de los POMs varía desde los que contienen un pequeño número de centros metálicos o unidades MOx, como por ejemplo el isopolioxometalato tipo Lindqvist (M6O19)2- o el heteropolioxometalato tipo Keggin (XM12O40)n-, hasta aquellos que llegan a unidades mucho mayores como el macrocluster Mo368 publicado por el profesor Dr. Achim Müller.

Estructura de Polioxometalatos

Entre los polioxometalatos de wolframio, la estructura más estudiada es la de tipo Keggin. El clúster que muestro en la Figura 1, se denomina α y puede ser descrito por cuatro trímeros M3O13, formados por tres octaedros MO6 que comparten aristas, que se unen entre sí y con el tetraedro central a través de vértices. Dada su alta simetría (Td, para los cristalógrafos), presenta cinco isómeros estructurales, llamados Baker-Figgis, que resultan de la rotación de 1, 2, 3 o 4 trímeros (M3O13) y son β, γ, δ y ε. Además de todo esto, existen especies lacunarias obtenidas mediante la eliminación de un número variable de octaedros, especies mono-, di- o tri- lacunarias que resultan de la eliminación de uno, dos y tres octaedros respectivamente. También existen especies que son producto de la condensación de distintas especies… pero me parecería entrar en demasiados detalles y no quiero que usted lector se aburra más de la cuenta.

Solamente me gustaría añadir que dada la diversidad estructural de los POMs, es lógico pensar que pueden presentar interés en numerosos campos. En efecto, han encontrado aplicación en campos tan diversos como la catálisis, biomedicina o ciencia de los materiales. Aunque es en catálisis y en biomedicina, como inhibidores enzimáticos, donde más aplicaciones existen.

Pues bien, la tesis que me llevó a alcanzar el doctorado, no se encuentra en campos tan importantes como la catálisis o la biomedicina… se encuadra dentro de la ciencia de los materiales que viene a ser (en mi caso), preparación, caracterización química y estructural, y estudio de las propiedades de materiales híbridos inorgánico-metalorgánico basados en la interacción entre polioxometalatos y compuestos de coordinación de metales de transición. Explorando así el autoensamblaje de la unidad inorgánica (POM) y la metalorgánica (metal + ligando) [1]. Resumiendo, mi tesis es una colección de compuestos, nuevos, eso sí. Yo lo comparo a una colección de pannini donde cada compuesto es un cromo y cuando has acabado la “cole” almacenas el álbum y ni te acuerdas.

«Bajo el título “Hybrid Compounds Based on the Interaction between Heteropolyoxotungstates and Copper(II) Complexes of N,O-Chelating Ligands”, a pesar de que no es mi idioma materno, me animé a escribirla en inglés, por eso de hacerla internacional».

El proyecto inicial, más alentador, consistía literalmente en “la investigación, síntesis, caracterización química y estructural y análisis de propiedades de materiales híbridos inorgánico-metalorgánico basados en la interacción entre POM y complejos dinucleares de metales tales como Pd, Pt, Ru, Rh… para su potencial aplicación como catalizadores en reacciones de oxidación y reducción de moléculas orgánicas, utilizando como ligandos orgánicos, ligandos quirales como las oxazolinas y bisoxazolinas (BOX).

Después de los conocidos palos de ciego, de ir a tientas… conseguí que bajo tratamiento hidrotermal una de las bisoxazolinas empleadas se rompiera, para así obtener distintos compuestos (de distintas reacciones obviamente), que claramente ya no contaban con la quiralidad inicial. Para colmo, con “metales preciosos” (rutenio, rodio, paladio), no conseguí aislar ningún compuesto y tuve que conformarme con metales más clásicos como cobre o níquel. Éste sería, resumiendo, mi segundo capítulo de la tesis.

Ruptura de Box - Polioxometalatos

En la Figura 2 se puede ver el empaquetamiento de uno de los compuestos que surge de la ruptura de la bisoxazolina bajo tratamiento hidrotermal ácido. El empaquetamiento puede ser descrito como cadenas compuestas por unidades de polianión tipo Keggin alternadas por unidades metalorgánicas Cu(picolinato)2. Las cavidades están ocupadas por iones de potasio. El compuesto fue formulado como K4[SiW12O40{Cu(pic)2}]·6H2O.

Las BOX son carísimas (1 gramo cuesta unos 100 euros) y como después de bastantes reacciones no me dieron resultados y tenía que obtener más compuestos, empecé a utilizar otros ligandos como el picolinato, resultante de la ruptura explicada anteriormente. Para añadir algo novedoso utilicé otros cationes como el guanidinio. Tengo que reconocer que esta parte del trabajo me gustó más. Resultó que varios de los compuestos presentaban termoestabilidad después de la deshidratación. Por lo que se estudiaron las transformaciones monocrital-monocristal promovidas por la deshidratación y se observaron los cambios estructurales que sufren dichos compuestos con la eliminación de las moléculas de agua. El estudio se hace en un difractómetro, seleccionando los monocristales de los compuestos cuyas medidas estructurales ya han sido tomadas a una temperatura de 100 K (-173 °C). Para después subir la temperatura hasta su temperatura de deshidratación y hacer una nueva medida. Si el cristal preserva su integridad es posible determinar los parámetros de celda y si mantiene su capacidad de difracción, es posible obtener una resolución preliminar de sus estructuras cristalinas [2].

Universidad de Melbourne - Profesora Colette BoskovicPara redondear el trabajo y así conseguir más estructuras, incluí lantánidos en uno de los sistemas del anterior capítulo, consiguiendo así otros tantos compuestos. Fue una pena que no tuvieran propiedades luminiscentes, porque así podría haber aprovechado mucho más mi estancia de 3 meses en la Universidad de Melbourne (Australia), en el grupo de la Profesora Colette Boskovic.

A simple vista, parece fácil, compuestos y compuestos. Pero cada compuesto lleva un trabajo bastante tedioso. Empezando por los problemas que puede generar su síntesis (reproducibilidad, rendimiento, calidad, pureza…), la cristalinidad, porque si no son monocristales para mi estudio no valían, la caracterización (análisis CHN, análisis termogravimétrico, si lo hubiere termodifractogravimetría…), con su consecuente estudio estructural (cómo se ordena la estructura o el “packing”).

Mientras todo transcurría y el tiempo pasaba y sobre todo después de tanto trabajo, mi pregunta era: ¿y tanto compuesto para qué? Pues no le encuentro respuesta. Gente del “círculo” dice que la riqueza de los polioxometalatos hace tremendamente bonito su estudio estructural. Sí, claro

Yo sinceramente, no sé para qué sirve sacar tantos compuestos. Además muchos de ellos son impublicables. Desde el punto de vista cristalográfico, tienen un factor R o picos de densidad elevados que hace imposible que sean aceptados en cualquier publicación. Es decir, tendría que empezar de cero, con lo que ello conlleva. Nuevas tablas de datos, de distancias y ángulos, dibujos… para acabar publicando un soso artículo en una revista de índice de impacto subterráneo.

Dra. Aroa Pache LegarretaLo que sí tengo claro y debo resaltar son todas las competencias que he adquirido. Síntesis y métodos de cristalización de los compuestos; un montón de técnicas de caracterización, como espectroscopía infrarroja, análisis termogravimétrico y resolución estructural; sé resolver una estructura cristalina y refinarla, hasta dejarla casi perfecta. He aprendido a utilizar cantidad de bases de datos y a manejar muchos programas de resolución estructural.

Tampoco puedo olvidar los buenos ratos de laboratorio y los compañeros que me llevo. He reafirmado mi cabezonería, acabando siempre lo que empiezo, aunque algo no me guste demasiado; para mí la palabra abandono, no existe. He sabido ordenar las ideas, sacar conclusiones y plasmarlo todo ello en un libro. La realización de este trabajo me ha hecho madurar y sobre todo he aprendido a gestionar mi frustración, cuando algo no sale ni a la tercera.

Teniendo en cuenta que posiblemente La Química de los Polioxometalatos. ¿Una lástima de doctorado? sea uno de mis artículos que más éxito tenga, gracias por haberme leído y aguantado. Solo me gustaría añadir una última cosa que se ha convertido en mi carta de presentación o en mi realidad en la búsqueda de nuevas oportunidades profesionales: “No tengo experiencia porque no tengo trabajo y no tengo trabajo porque no tengo experiencia”. ¿Qué hago después de este doctorado?

Aroa

Dra. Aroa Pache Legarreta

«La Química en el siglo XXI» | Dr. Justo Giner Martínez-Sierra

Suscríbete al blog

Referencias:

[1] A. Pache, A. Iturrospe, L. San Felices, S. Reinoso and J. M. Gutiérrez-Zorrilla: “trans-Diaquabis(pyridazine-3-carboxyl-ato-κ2N2,O)copper(II)“. Acta Crystallographica, 2014, E70, m114-m115.

[2] A. Pache, S. Reinoso, L. San Felices, A. Iturrospe, L. Lezama and J. M. Gutiérrez-Zorrilla: “Single-Crystal to Single-Crystal Reversible Transformations Induced by Thermal Dehydration in Keggin-Type Polyoxometalates Decorated with Copper(II)-Picolinate Complexes: The Aiding Role of Guanidinium”. Inorganics, 2015.

Nota: Esta entrada participa en el XLV Carnaval de Química alojado en el blog conCIENCIAte ahora de Paula @honey_eyes1405.

DonarSi le ha gustado este artículo y desea reconocer el tiempo, esfuerzo y dedicación que hay detrás de él, ahora puede realizar una donación.

Cualquier cantidad, por pequeña que sea, será de gran ayuda para continuar dando vida a este proyecto.

¡Muchísimas gracias!

Acerca de justoginer
Doctor en Química. Profesor de Universidad. Calidad, PRL y Asuntos Regulatorios. Divulgación y Popularización de la Ciencia en «La Química en el siglo XXI».

40 Responses to La Química de los Polioxometalatos. ¿Una lástima de doctorado?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. danielrouter dice:

    Me alegra mucho tu avance, yo por el momento estoy terminando mi pregrado y quisiera especializarme en cristalográfica, pero la mayoría dice que no hay trabajo para estos especialistas, tu que ya pasaste por el proceso que me recomiendas, la verdad es que siempre he tendido ha realizar en mis trabajos un robusto analisis matematico, me encanta la geometría y bueno el análisis numérico también se me da bien, pero estoy indeciso en esta especialidad

    • justoginer dice:

      Hola, Daniel. Muchas gracias por tu comentario y bienvenido al blog. Mi consejo es que no te enroques en las dificultades. Confía en tu formación que es el mejor aval que puedes poseer. Cultiva el conocimiento, porque es la clave del progreso y del futuro. Si tu especialidad te apasiona, como te ha comentado Aroa, adelante… ¡conquista tu futuro!
      Un abrazo desde Asturias.

  3. Iria dice:

    Hola Aroa, me siento totalmente identificada contigo. Mi tesis es parecida a la tuya: batería de síntesis de complejos con distintas sales metálicas de los grupos X y XI y utilizando como ligados tiazolidín-4-onas y a partir de sus datos y características estructurales estudiaba sus propiedades, como catalíticos, fluorescentes, magnéticas, citotoxicidad; y sí en mi caso abundan las estructuras cristalinas creo que más de 40….en fin y para qué como dices tú!!! llevo en paro 1 año y 3 meses y no me contratan porque no tengo experiencia en empresa privada y nadie es capaz de darte una oportunidad. Nadie valora el sacrificio de haber hecho un doctorado y las millones de horas al día que puedes haber pasado metido en el laboratorio; esa gente no sabe abstraer la cantidad de cualidades que hemos adquirido a lo largo de los años y que no haber trabajado de técnico de calidad o x trabajo no vamos a saber aprender el “oficio”….cuando en nuestro caso hemos aprendido todo por nuestra cuenta…etc…
    Mucha suerte y termino como has acabado tú….¿Qué hago después de este doctorado?

    • justoginer dice:

      Hola, Iria. Muchas gracias por tus palabras y bienvenida al blog.
      Tras leer con atención tu comentario, te animo a participar en “La Química en el siglo XXI”, como ha hecho la Dra. Aroa Pache. Confío en que esta posible colaboración te sirva de ayuda en tu transición profesional.
      Te invito a que nos escribas una entrada sobre tu Tesis Doctoral y nos describas a lo largo del artículo todas las características que te hacen sobresalir, ser relevante, diferente y visible, como profesional de la química.
      Un abrazo desde Asturias.

    • aroa dice:

      ¡Muchas gracias Iria por haber comentado tu experiencia! Quiero decirte que estos días a raiz del artículo me han llegado muchos comentarios de ánimo que quiero compartir contigo.
      Las dos sabemos que aunque el tema de nuestra investigación no haya sido “pionero”, hemos recibido una excelente formación y tenemos una gran experiencia en técnicas de laboratorio químico. Tenemos que resaltar (y mucho) todas esas aptitudes y dejar de lado los aspectos negativos o transformarlos en positivo.
      Otro comentario que me han escrito (literal): “la llamada no irá a tí, tienes que salir a buscarla y hacerlo por todos los caminos posibles. Son momentos especialmente complejos para las personas que han iniciado su camino en la investigación y quieren dar el salto a otro campo.” Y tiene toda la razón.
      Ahora más que nunca tenemos que perseverar y nunca desesperar. Desde aquí te animo ha seguir intentándolo.

      Un fuerte abrazo.

  4. aroa dice:

    Gracias, Daniel por haberte interesado y por preguntar. Es normal que surjan dudas, más si estás acabando. No hay que hacer demasiado caso a lo que “la mayoría dice” y pensar en lo que verdaderamente te gusta. Si la cristalografía te apasiona, yo te animo a ello. Te dejo un enlace de una página web que ha estructurado un gran cristalógrafo (M. Ripoll):

    http://www.xtal.iqfr.csic.es/Cristalografia/

    Un saludo

  5. Gari dice:

    Ánimo mujer!
    No creo que “perder el tiempo” sea la mejor definición de tu doctorado aunque conozco la sensación cuando los resultados no son satisfactorios. Sabes que dentro de X años alguien se alegrará mucho de poder recuperar tu tesis para usarla en su investigación. Dedicarse ahora a la ciencia en ciertos países es kk, pero seguro que también lo sabías y fuiste a por ello, por lo que, lo dicho, ánimo y con tranquilidad ya surgirá algo para el postdoc.

    • aroa dice:

      Muchas gracias Gary por participar y por tus palabras de ánimo. En el artículo no quería decir “perder el tiempo” directamente, sino comentar la sensación de vacío que queda cuando algo no ha salido del todo bien. Por otro lado, sí, espero que surja pronto una nueva oportunidad profesional o la posibilidad de continuar mi carrera investigadora y hacer un postdoc.
      Un saludo

  6. irmamiguel dice:

    Reblogueó esto en La Red y las cienciasy comentado:
    Forma de presentarse ante posibles trabajos

  7. Me alegro mucho de que la ciencia tenga su protagonismo en espacios como éste!

    Felicidades!

    • justoginer dice:

      ¡Muchas gracias Iñaki por tus palabras!
      “La Química en el siglo XXI” es un blog de divulgación y popularización de la ciencia, donde se pretende acercar y promocionar estudios de química de una forma sencilla, haciéndolos visibles y accesibles al mayor número de personas para que tengan la máxima utilidad posible.
      Un saludo desde Asturias.

  8. Pingback: "Química Inorgánica: ¿una lástima de doctorado?"

  9. pepejavier dice:

    Nunca ‘una lástima’ Aroa.
    La parte final de tu post: competencias.
    Desafortunadamente, tras acabar mi tesis de licenciatura, y luchar un par de años junto a un grupo de profesores por crear un grupo de investigación en un área multidisciplinar, la financiación no llegaba, y la beca tampoco, y tuve que abandonar mi empeño en conseguir un doctorado, trabajando en un área que verdaderamente deseaba. Abandoné la universidad, era muy perentorio en ese momento encontrar un empleo, y me cuestionaba constantemente los años perdidos.
    Pero, han sido todas las habilidades adquiridas en aquellos años: tesón, ilusión por los retos, trabajar con límites financieros estrictos, desenvolverte en entornos que no pertenecen a tu área de conocimiento… ¿qué te voy a contar que tu no sepas? Pues todo eso, se pone en valor en el puesto que ocupes. Y te saldrá de forma natural. En ese momento es cuando dices como la canción : ‘nunca el tiempo es perdido”.

    Un abrazo desde Córdoba.

    (Y, como no, felicitar a Justo por su iniciativa de ‘prestar’ esta su casa digital)

    • justoginer dice:

      ¡Muchas gracias José por tus palabras!
      Para mi es un placer poder echar una mano a los recién titulados en su transición profesional. Mi “casa digital”, como dices, siempre estará abierta a este tipo de colaboraciones.
      Estoy muy de acuerdo con tu comentario. En mi opinión, está claro que un título universitario no garantiza un empleo, pero sigue siendo la mejor vía de entrada en el mercado laboral. La idea es clara, a mayor nivel formativo (competencias), mejores expectativas laborales y sociales.
      Un abrazo desde Asturias.

    • aroa dice:

      ¡Gracias por tu mensaje, pepejavier!
      Me alegra mucho recibir mensajes de este tipo. Las cosas no siempre salen como una se espera y hay que darle la vuelta a la tortilla y pensar en el futuro. Espero que las cosas me vayan bien y aprovechar las competencias adquiridas. Un saludo.

  10. Pingback: La Química de los Polioxometalatos. Scoop.it

  11. Pingback: La Química de los Polioxometalatos. ¿Una lástima de doctorado? | @pepejavier

  12. mangrar dice:

    No sabes que hacer? emigrar es lo mejor que puedes hacer, si quieres hacer lo que te gusta y vivir de ello comodamente. Yo lo hice y no me arrepiento.

    • justoginer dice:

      ¡Hola, Miguel! Muchas gracias por tu comentario y bienvenido al blog.
      En mi opinión, para todo profesional siempre es positivo internacionalizar su formación: salir al exterior, aprovechar todas las opciones y posibilidades de estudiar e investigar fuera, conocer otros centros, otros sistemas y otra cultura… sin duda, eso siempre es enriquecedor.
      Me alegra saber, Miguel, que has acertado con tu decisión.
      Un saludo desde Asturias.

    • aroapache dice:

      Gracias Miguel por responder y por tu consejo. Estoy intentándolo, pero no creas que es fácil convencer a alguien… aunque no me desespero y sigo en ello. Acepto cualquier sugerencia. Un abrazo.

  13. Jaime dice:

    La verdad, alucino que toda una Doctora al acabar su tesis escriba: ¿Para qué sirve todo esto? Si tú no lo sabes… Un empresario no te contratará, el mundo necesita ideas, soluciones, inventos… con aplicaciones prácticas sobre todo. Dentro de la química haz algo práctico y entendible para un ser mortal como yo…

    • aroapache dice:

      Gracias por opinar, Jaime. Toda una doctora también tiene derecho a equivocarse a la hora de elegir el tema de la Tesis Doctoral. Ése ha sido mi problema, que el tema no me apasiona. Eso no implica que no me guste la Química, sino que demuestra mi grado de implicación y compromiso con el proyecto iniciado. Ahora, una vez finalizado, estoy buscando nuevas propuestas que me ilusionen y que tengan aplicaciones más directas para todos los mortales. Un saludo.

  14. firstwebdevelopment dice:

    Entiendo cómo te tienes que sentir, yo empecé biologías en su día, porque me encantaba, pero viendo el panorama económico me cambié a informática, que tiene mucho más trabajo. Ahora soy un informático que odia bastante su trabajo. A lo que voy, lo que has hecho tiene mucho mérito, has acabado una tesis de una carrera jodida, que sabes que te va a costar tiempo encontrar trabajo. Pero es lo que a ti te motivaba y eso es lo más importante. Yo sólo te puedo recomendar que te apuntes a todas las becas europeas que te permitan ganar experiencia y disfrutar de tu trabajo, pero en países que no hayan desmontado aún la clase media.

    • justoginer dice:

      Muchas gracias por tu comentario.
      Al hilo de tus palabras, siempre digo que si una profesión te apasiona, lucha por ella. Como dicen: “elige una profesión que te guste y no tendrás que trabajar ni un día en tu vida“.
      Por otro lado, estoy muy de acuerdo en internacionalizar su formación. Como ya he comentado, salir al exterior, aprovechar todas las opciones y posibilidades de estudiar e investigar fuera, conocer otros centros, otros sistemas y otra cultura… sin duda, eso siempre es enriquecedor. Sin embargo, cada vez los requisitos para acceder a las ayudas europeas son más exigentes y la importancia de los trabajos publicados en revistas de “revisión por pares” se está volviendo crucial.
      Un saludo desde Asturias.

    • Aroa dice:

      Gracias por tu comentario. Tienes toda la razón, de hecho estoy alerta ante cualquier oportunidad que pueda surgir. Tanto nacional como para salir fuera al extranjero.
      ¡Gracias!

  15. Yo dice:

    Pues contestando brevemente a tu pregunta. No, no es una lástima de doctorado. Y una vez contestada la pregunta, pasemos a la segunda pregunta: ¿Y ahora qué? Y me vas a permitir que para contestar a esta pregunta te haga yo otra… ¿por qué empezaste el doctorado en primer lugar? ¿Es porque los Polioxometalatos te parecían interesantisimos? ¿Porque te querías dedicar a la investigación? ¿No tenias nada mejor que hacer? Tu respuesta a estas preguntas es lo que te dirá a ti misma la respuesta a la tuya. ¿Qué es lo que te gustaría hacer?

    Durante el tiempo de elaboración de tu tesis has adquirido una serie de habilidades. Ahora empléalas. Es fácil que no sea en un area de uso directo de los Polioxometalatos, pero la capacidad de investigación independiente y el resto de competencias que enumeras son aplicables a otros campos. Identifica cuales son los que muestran más potencial y en que sectores y vete a por ellos.

    El mayor problema que yo observo con los recien doctorados es que no saben por donde les da el aire. Hay gente muy inteligente y con tesis doctorales que da gusto leer pero que les sacas del tema de su tesis (sean Polioxometalatos o lo que sea) y no saben por donde empezar. Tienen conocimientos y competencias, pero ni idea de para que sirven ni como sacarles partido. Este es un fallo desgraciadamente muy comun que ocurre porque muchos pasan de su carrera al doctorado sin ninguna experiencia laboral previa. Yo el único consejo que te daría es que aprecies mucho lo que has aprendido pero que no te obceques. Porque tengas un Polioxometalato, perdón, un martillo, no quiere decir que solo puedas clavar clavos de aqui hasta que te mueras.

    • justoginer dice:

      Muchas gracias por tu comentario. Me parece muy acertado.
      En mi opinión, tus palabras invitan a hacer una reflexión un poco más profunda de la estrategia universitaria. Fíjate que en España, a nivel nacional el porcentaje de contratados para las titulaciones de ciencias es del 63%, es decir, casi 4 de cada 10 titulados de ciencias se encuentra con un terrible panorama laboral.
      Desde mi punto de vista, la Universidad debe educar en contenidos, pero también en actitudes emprendedoras para tener personas bien formadas y entrenadas para dar valor a su formación.
      Además, la Universidad española a pesar de ser muy buena creando nuevo conocimiento, presenta un déficit importante en capacidad de transferir el conocimiento al tejido empresarial productivo. En este sentido, la Universidad y las Empresas deberían estar más vinculadas con apoyos y estímulos de las administraciones, y compartir funciones de investigación, formación, transferencia, etc.
      Un saludo desde Asturias.

    • aroapache dice:

      Gracias por tu comentario.
      Claro que no ha sido una lástima de doctorado, sin embargo en los momentos menos buenos una lo ha sentido así e incluirlo en el título del artículo le podía dar un poco más de gancho…
      Sé que no ha sido una perdida de tiempo, pero tienes razón en cuanto a que no sé por donde me da el aire. Honestamente, no sé que camino seguir una vez acabado el doctorado. Estoy hecha un lío… Sé que he aprendido, pero ahora debo poner en práctica todo ello. Por eso estoy buscando nuevas oportunidades para seguir prosperando.
      Un saludo.

  16. Buenas tardes Aroa.
    En primer lugar, decir que es un gran artículo, muy entretenido de leer, informal, y es de agradecer. Lo cierto es que en un primer momento me ha asustado el título, pues resulta que estoy realizando un Máster de Electroquímica y mi Trabajo Fin de Máster consiste en la modificación de electrodos mediante polioxometalatos y su mejora en la electrocatálisis.
    Me parecía un campo realmente muy interesante, la electrocatálisis en general, y decidí hacerlo de éstos pues en principio son sencillos y versátiles, que dan buena reproducibilidad, etc etc.
    En un futuro me gustaría hacer el doctorado, aún no sé sobre qué tema centrarme, y puesto que el campo de los polioxometalatos es el que más me tira ahora mismo por razones obvias, tu artículo me había sorprendido demasiado como para pasarlo por alto.
    Desde luego, una vez que uno acaba un doctorado se hace esa pregunta, ahora qué hago con mi vida, y puede ser que si llego a publicar mi tesis me pregunte lo mismo, pero por ahora estoy muy entusiasmado con lo que está por venir, y me gustaría animarte a seguir adelante, pues seguro que se te presenta un gran futuro por delante. Que te quiten lo bailao.
    Mucho ánimo, mucha suerte por lo que está por venir y enhorabuena por tu tesis. Un saludo.

    • justoginer dice:

      ¡Muchísimas gracias por tus palabras, José Antonio y bienvenido al blog!
      Claro que sí, la extensa formación que tiene Aroa es el mejor aval que puede poseer. Por ello te animo a tí a luchar por tu doctorado, el conocimiento es la clave del progreso y del futuro. Si esta especialidad te interesa, te apasiona, lánzate… ¡conquista tu futuro!
      Un abrazo desde Asturias.

  17. Pingback: La Química de los Polioxometalatos. Scoop.it

  18. MIRIAM dice:

    Hola
    Me da pena que no creas en tu proyecto. Es verdad que España no valora los doctorados, pero tienes que buscar tus habilidades para seguir cultivandote y ser una mujer de provecho.
    Yo te aconsejo busques trabajo en el extranjero.

    • justoginer dice:

      Muchas gracias Miriam por tu comentario.
      ¿Mujer de provecho? Únicamente con lo que hemos leído en este artículo, se deduce que Aroa es una profesional joven, con la más alta titulación universitaria posible, idiomas y con la valentía de mantener un punto de vista crítico. Además, comparte su conocimiento con todos, no sólo con los científicos. “Solo” con eso, en mi opinión ya es una profesional (mujer) de bandera.
      Dicho esto, la idea de mantener una formación continuada (aprender, desaprender y reaprender) que has comentado, me parece un gran consejo. En este sentido también, buscar una oportunidad en el extranjero puede ser muy enriquecedora.
      Un saludo desde Asturias.

    • aroapache dice:

      Hola, Miriam:
      ¡Creo en mi y confío en mi! El que el proyecto no me haya salido como yo esperaba o como me hubiera gustado, no significa que no sea de provecho. De hecho, creo que gracias a eso he adquirido tesón y fuerza de voluntad.
      Gracias por el consejo, como he comentado, estoy valorando todas las posibilidades y no me cierro a nada…
      Un saludo.

  19. Javier Nuñez dice:

    Y ni te vengas para Colombia, acá la cosa es peor… He leído mucho ultimamente que en España no se valora el talento humano de cierta manera, pero acá la cosa es grave: todo es politiquería y muchas personas con conocimientos avanzados se ven forzadas a migrar a otros países.

    • justoginer dice:

      Hola, Javier. Muchas gracias por tu comentario y bienvenido al blog.
      ¿Cuándo ha sido fácil? Nos ha tocado vivir en un momento complicado desde el punto de vista profesional y ético, tanto en Colombia como en España, pero a pesar de las dificultades en el camino, debemos seguir para adelante y confiar en la formación recibida, que es el mejor aval que puedes poseer. Cultiva el conocimiento y… ¡acción!
      Un saludo desde Asturias.

  20. Pingback: La Química de los Polioxometalatos.

  21. jaov18 dice:

    Reblogueó esto en Jaov18's Blogy comentado:
    La tenacidad en la investigación Química

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: