«Vamos a comprar mentiras. Alimentos y cosméticos desmontados por la ciencia»

¡Se os acumulan las lecturas! Si hace unas semanas os presenté en el blog «Todo es cuestión de química… y otras maravillas de la tabla periódica» de Deborah García Bello, hoy tengo el inmenso placer de recomendar el libro «Vamos a comprar mentiras. Alimentos y cosméticos desmontados por la ciencia» de José Manuel López Nicolás. Una obra que persigue contar al consumidor lo que dice la ciencia sobre la efectividad de famosos productos (como el Actimel y su L-Casei, la margarina Flora Pro Activ, nutricosméticos de L’Oréal, el Red Bull…) para que, con toda la información en la mano, pueda decidir qué opción elegir entre las muchas que ofrece el mercado, estando seguro de que no le engañan.

Vamos a comprar mentiras

A modo de servicio público, el autor del premiado blog Scientia, nos muestra cómo observar con espíritu crítico muchas de las propiedades publicitadas en los alimentos y cosméticos que consumimos, educando y entreteniendo a partes iguales. Leer más de esta entrada

#HumorQuímico: ¿cómo eructan los átomos?

«Con un toque de humor, la química sabe mejor».

Cómo eructan los átomos

Justo

«Ciencia Química en el siglo XXI» | Dr. Justo Giner Martínez-Sierra Leer más de esta entrada

#HumorQuímico: querida homeopatía, te regalo un libro de química…

«Con un toque de humor, la química sabe mejor».

Querida Homeopatía

Justo

«Ciencia Química en el siglo XXI» | Dr. Justo Giner Martínez-Sierra Leer más de esta entrada

«Todo es cuestión de química… y otras maravillas de la tabla periódica»

Como no podía ser de otro modo, es un placer recomendar el libro «Todo es cuestión de química… y otras maravillas de la tabla periódica» de Deborah García Bello. Una auténtica obra de arte para los amantes de la ciencia en general y de la química en partícular.

Todo es cuestión de Química

Deborah nos acerca en su libro al mundo de la química, desde una mirada cercana y divulgativa. Es una obra fresca y accesible, escrita con pasión por la ciencia. La misma pasión y buen gusto que nos podemos encontrar en su blog dimetilsulfuro, donde el texto siempre viene muy bien acompañado de ilustraciones con un estilo moderno y actual. Leer más de esta entrada

La Química detrás de algunos trucos de belleza muy rentables

Como ya sabéis, me gusta escribir de vez en cuando un apunte breve de química con perspectiva económica. Esta vez les pondré en situación de cómo se ha reinventado el negocio de la belleza en los últimos tiempos y les acercaré alguna aplicación química insospechada que hay detrás de algunos trucos para conseguirla. Los originales usos que os presento, como en muchas otras ocasiones, han sido descubiertos por casualidad y alguno con total temeridad. Aunque muy rentables y de ahí mi curiosidad…

Química y belleza

Según datos de L’Oréal, el 86% de las españolas mayores de 15 años compra maquillaje. Y parece ser que el 20% son adictas a la belleza (beauty junkers). Ojo al dato: Cosnova, grupo cosmético de origen alemán que desde el año 2001 ofrece productos asequibles (low cost) en el área del cuidado cosmético, es la empresa líder en Europa por unidad, con más de 200 millones en productos/año. Su marca Essence, presenta como caramelitos el producto para saciar a las compradoras ansiosas “creadas” previamente. Se ha dado un vuelco a la forma de generar ingresos. Antes, las empresas tradicionales tenían un 1000% de margen de beneficio. Ahora funciona precios bajos, venta masiva y una gran rotación del producto (nuevas colecciones constantemente). Esta nueva demanda creció un 258% del 2010 al 2014. Leer más de esta entrada

#HumorQuímico: ¿cuál es la fórmula química de una borrachera?

«Con un toque de humor, la química sabe mejor».

Fórmula Química Borrachera

Solución: hay que leer de forma “literal” cada una de las fórmulas químicas que se proponen y el chiste juega con el hecho de que bajo los efectos del alcohol se ve doble:

  • Sb2O4: “ese be dos o cuatro” => Ese ve dos o cuatro… 😉
  • AI2BO4: “a i dos be o cuatro” => Hay dos, veo cuatro… 😉

Justo

«Ciencia Química en el siglo XXI» | Dr. Justo Giner Martínez-Sierra Leer más de esta entrada

#HumorQuímico: ¿por qué los osos panda no se disuelven en agua?

«Con un toque de humor, la química sabe mejor».

Imagen3

Justo

«Ciencia Química en el siglo XXI» | Dr. Justo Giner Martínez-Sierra Leer más de esta entrada

#HumorQuímico: ¿cómo se suicida un electrón?

«Con un toque de humor, la química sabe mejor».

Imagen8

Justo

«Ciencia Química en el siglo XXI» | Dr. Justo Giner Martínez-Sierra Leer más de esta entrada

La química saludable del espárrago

Tengo que confesarlo, me encantan los espárragos. Sin embargo, siempre que hablo de ellos me viene a la mente el olor fuerte y desagradable que tendrá la orina de después de comerlos cuando vaya al baño. Esto es debido a que los espárragos contienen dimetilsulfuro y otros compuestos volátiles de azufre que huelen mal. Además, cuando nuestro cuerpo metaboliza el ácido asparagúsico que contienen, se produce una sustancia de desecho que eliminaremos por la orina llamada metanotiol, y junto a los compuestos químicos anteriores, hacen que el resultado sea aún más apestoso.

A pesar de este pequeño inconveniente, soy muy fan de los espárragos. Sin duda, se trata de un alimento funcional de gran calidad, ya que en su composición química se encuentra una amplia variedad de fitoquímicos que le conceden un potencial biológico importante. Entre todos ellos, en este artículo nos centraremos en los de carácter fenólico, como son los flavonoides y los terpenoides de tipo saponinas.

La Química del espárrago

«Alimento sano»: Desde hace varios siglos el espárrago y sus derivados se han empleado como remedio para diversos problemas de salud. Estudios farmacológicos in vitro han demostrado que el extracto de espárrago tiene diversas actividades biológicas, destacando entre ellas la capacidad antioxidante y la actividad antitumoral. Además, los esteroles y las saponinas que contiene influyen sobre el metabolismo de los lípidos, colaborando así en la disminución de los niveles de colesterol en el organismo. Leer más de esta entrada

Nanodiamantes: cuando lo excepcionalmente bueno viene en envases pequeños

NanodiamantesContinuando en la línea del artículo «Nanopolvos – Cuando el tamaño sí importa», hoy nos vamos a centrar en unas nanopartículas de carbono que recientemente han mostrado unas excepcionales posibilidades en diferentes estudios. Nos referimos a los nanodiamantes.

Un nanodiamante es un diamante cuyas dimensiones externas están dentro del intervalo 1-100 nanómetros (1 nanómetro equivale a una mil millonésima parte de un metro). Los nanodiamantes, al igual que los diamantes, están compuestos por átomos de carbono colocados en una red cristalina (una estructura cúbica centrada en las caras, con la mitad de los huecos tetraédricos ocupados por átomos de carbono).

Todos los cristales de diamante presentan fluorescencia inducida por la luz ultravioleta (UV), pero para algunas aplicaciones es necesario que también sean fluorescentes en el visible (VIS), para poder monitorizar el trayecto de estas nanopartículas y comprobar si efectivamente son capaces de alcanzar al punto diana y llegar, por tanto, a su meta. ¿Cómo se consigue que sean fluorescentes en ese rango VIS entre 400-700 nanómetros? Para ello hay que jugar con su estructura química, de tal modo que si se introducen defectos (modificaciones) en la red cristalina de la nanopartícula, se puede conseguir que varíen algunas de sus propiedades, como la fluorescencia o, por ejemplo, que sean químicamente activas frente a otras moléculas destinadas como fármacos.

Fluorescencia de diamantes

Los cristales de diamante presentan fluorescencia inducida por la luz ultravioleta

Recientemente se ha publicado un interesante estudio donde se han utilizado nanodiamantes fluorescentes para monitorizar células madre, logrando introducir células madre con nanodiamantes en pulmones de ratones. Esta novedosa técnica permite realizar un seguimiento en directo de la regeneración de células madre en el tejido pulmonar; así como estudiar y comprender la absorción y regeneración de éstas, célula a célula. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: