Química forense – Análisis de benzodiazepinas en cabello

La química es una de las principales áreas de la ciencia forense. No en vano, un resto biológico como un cabello, se puede analizar en el laboratorio y resultar determinante en una investigación forense. De este modo, como se comentó en el artículo “Cazar terroristas por los pelos“, un rastro aparentemente invisible podría aportar nuevas pruebas ante los tribunales de justicia para contribuir a la resolución de un delito.

Las benzodiazepinas constituyen la familia de psicofármacos más prescritos en las sociedades occidentales, con propiedades hipnóticas, sedantes o miorrelajantes. Seguro que a todos nos resulta más o menos familiar alguno de los medicamentos contra el insomnio o la ansiedad más conocidos, como por ejemplo el Valium.

Benzodiazepinas

¿Por qué tiene interés forense el análisis de benzodiazepinas en cabello? Porque nos ofrece la posibilidad de determinar bien un consumo voluntario, bien una administración continuada y encubierta del fármaco a una persona con diferentes propósitos, que pueden ir desde el abuso sexual, hasta la sedación para asegurar un comportamiento deseado. Comenzamos.

Leer más de esta entrada

Nanotecnología en tratamientos farmacológicos

La nanotecnología comprende el estudio, diseño, creación, síntesis, manipulación y aplicación de materiales, aparatos y sistemas a través del control de la materia a nanoescala (1 nanómetro equivale a una mil millonésima parte de un metro). Su gran potencial se debe a que, a esos tamaños, es posible controlar propiedades fundamentales de los materiales, lo cual abre un inmenso abanico de nuevas posibilidades en la gran mayoría de los campos científicos.

Nanotecnología y liposomas

La nanotecnología, basada en la manipulación de la materia a escala atómica y molecular (nanoescala o universo de lo infinitamente pequeño), nos permite por primera vez fabricar “materiales a la carta”, con propiedades controladas y para fines específicos. En este sentido, la importancia de la nanotecnología en tratamientos farmacológicos reside en la posibilidad de distribuir medicamentos a la zona o tejido de interés.

La nanotecnología farmacológica se enfoca en el desarrollo de agentes terapéuticos a través de nanocomplejos biocompatibles, como pueden ser: nanopartículas, nanocápsulas, sistemas micelares, dendrímeros, fullerenos, quantum dots, etc. En este ámbito, cabe destacar la reciente concesión del Premio Fundación Princesa de Girona de Investigación Científica 2015, al Dr. Samuel Sánchez Ordóñez por sus investigaciones en el diseño de nanorobots autopropulsados que naveguen dentro del cuerpo humano para tareas en medicina, como la dosificación precisa de fármacos.

«En este artículo nos centraremos en los liposomas como estructuras capaces de transportar medicamentos a través del organismo».

Leer más de esta entrada

“La Química en el siglo XXI”, finalista en los Premios 20Blogs en la categoría de Ciencia

Hace unas semanas, publiqué la entrada Premios 20Blogs de Ciencia… ¿Me votas?, donde os pedí vuestro apoyo en este concurso, a modo de reconocimiento por el tiempo, esfuerzo y dedicación que hay detrás de cada uno de los artículos de este blog. Vuestra respuesta ha sido espectacular.

¡Mil gracias a todos! ¡Sois geniales! “La Química en el siglo XXI” acaba de clasificarse para la gran final de los Premios 20Blogs que organiza el Periódico 20minutos, en la categoría de Ciencia, Tecnología e Internet. ¡Qué ilusión!

Finalista Premios 20Blogs 2015

Y cuando digo que sois geniales y que vuestra respuesta ha sido espectacular, lo digo muy en serio. Leer más de esta entrada

La Química de los Polioxometalatos. ¿Una lástima de doctorado?

«Menudo doctorado… Cómo me lo he currado y no veo el resultado».

Dicen que internet es una ventana al mundo. Estando las redes sociales en pleno apogeo, si quieres estar en la “onda”, tienes que tener de todo. Pues en efecto, yo tengo correo electrónico, dos para ser exactos. El oficial para cosas serias y el de variedad (el que te haces de pequeña con nombre absurdo…) para las tonterías. También tengo Tuenti, Facebook, Picassa, Twitter, Researchgate y cómo no, LinkedIn.

Fue en LinkedIn donde contacté con el Dr. Justo Giner para pedirle “consejo” sobre mi futuro. A veces, ves los CVs tan impresionantes de la gente que en tus días positivos piensas… lo están exagerando… pero hay días no tan buenos que dices, madre mía, que he estado haciendo yo en tantos años…

En fin, mi mensaje en LinkedIn, decía algo así como “¿y después de la Tesis qué? No sé qué hacer”. Su respuesta inmediata fue que desarrollara una Marca Personal fuerte y seguido, me invitó a escribir en su blog de CienciaLa Química en el siglo XXI y me mandó un par de entradas para orientarme. La primera me hundió. Era de la Dra. Ana Coto, a la que aprovecho para felicitar por los premios que ha obtenido sobre su interesante temática “los quantum dots”, muy de moda, por cierto. La segunda me animó algo más, solo con el título “mi tesis no es una mierda”, me sentí identificada. Aunque es verdad que el autor de ese artículo partía con una palabra en el título de proyecto de tesis que tiene mucho gancho, “cáncer”. Lo mío es algo diferente y trataré de explicarlo en las siguientes líneas.

Aroa Pache Legarreta

Los polioxometalatos (abreviado POMs) pueden describirse como agregados inorgánicos de carácter aniónico y como su propio nombre indica, están formados principalmente por oxígeno (O) y metales de transición (M) en su estado de oxidación más alto. Según su composición, pueden clasificarse en dos grupos: Isopolioxometalatos, que únicamente contienen metal y oxígeno o Heteropolioxometalatos, que, además de metal y oxígeno, contienen otro tipo de elemento que actúa como heteroátomo. Si quisiéramos dar una formula general, ésta sería [XxMmOy]n–, donde solo en el caso de los heretopolioxometalatos X representa el heteroátomo. Como metales (M) más comunes encontramos molibdeno (Mo) y wolframio (W), aunque también se pueden encontrar otros en menor proporción, como vanadio (V), titanio (Ti), etc. Para el heteroátomo (X) en cambio, no existen restricciones, ya que se conocen alrededor de 70 elementos de todos los grupos de la Tabla Periódica, exceptuando los gases nobles. Leer más de esta entrada

Química Forense – Cazar terroristas por los pelos

Hace unos días, mientras leía que el pelo de momias revela la dieta de hace 2.000 años en la costa peruana, recordé con cariño una investigación de Química forense en la que participé junto a colegas del Reino Unido y que originó titulares de prensa tan jugosos como el azufre de un pelo podría delatar a un terrorista, un pelo puede “seguir” el rastro de un terrorista por el mundo, un cabello como cuaderno de viaje y así hasta un total de más de 30 reseñas en medios de difusión y divulgación científica. Finalmente no me pude resistir y hoy me he animado a traérosla al blog.

La química es una de las principales áreas de la ciencia forense. Más allá de las tradicionales huellas dactilares y la omnipresente reacción del luminol, donde se produce una característica luz azul (quimioluminiscencia) tras pulverizar una solución de un derivado del ácido ftálico en los lugares en los que ha habido sangre; otros restos biológicos como dientes, esperma, uñas y pelo, se pueden analizar y resultar determinantes en una investigación forense. De este modo, un rastro aparentemente invisible podría aportar nuevas pruebas ante los tribunales de justicia para contribuir a la resolución de un delito.

El pelo humano puede actuar a modo de archivo del azufre incorporado a la queratina del cabello, una proteína muy rica en azufre, debido al alto contenido de los aminoácidos cisteína, metionina y ácido cisteico.

Análisis de azufre en un único pelo. Justo Giner Martinez-Sierra

Ahora bien, si se estudia con atención la composición de este elemento químico, se observa que la proporción de sus isótopos (azufres idénticos químicamente, pero que se diferencian en su masa), está ligada al origen del azufre y a su historia, y por tanto, ayudados de la tecnología adecuada se podría utilizar a modo de huella dactilar. Además, dicha proporción en el cabello de un individuo puede cambiar a través de su dieta, por ejemplo al viajar de un país a otro, cambiando por tanto sus fuentes de alimentación. Por tanto, no sería descabellado pensar que un investigador forense pudiese extraer de cualquier persona un minucioso cuaderno de viaje a partir de su cabello. Leer más de esta entrada

El Colegio Oficial y la Asociación de Químicos de Murcia nos ayudan en la difusión de “La Química en el siglo XXI”

¡Estamos de enhorabuena! El Colegio Oficial de Químicos de Murcia y la Asociación de Químicos de Murcia se han hecho eco de nuestro Blog.

Colegio y Asociación de Químicos de Murcia

Desde su página web, han creado un enlace de interés en la categoría de “Divulgación de la Ciencia” que lleva directo a “La Química en el siglo XXI” (se puede ver haciendo clic en este enlace).

¡Qué ilusión! Nos mencionan junto a grandes de la Divulgación científica en España, como son Microciencia – Fundación Séneca, Scientia y la Asociación de Divulgación Científica de Murcia (ADC Murcia), auténticos referentes a la hora divulgar, comunicar y llevar la ciencia a la sociedad.

Químicos de Murcia y La Química en el siglo XXI

Mi sincero agradecimiento al Colegio Oficial de Químicos de Murcia y a la Asociación de Químicos de Murcia, por su colaboración en la difusión de esta iniciativa. Leer más de esta entrada

Premios 20Blogs de Ciencia… ¿Me votas?‏‏‏‏

¡Ayudaaa! “La Química en el siglo XXI” participa en los Premios 20Blogs que organiza el Periódico 20minutos, en la categoría de Ciencia, Tecnología e Internet. 7.199 blogs… ¡Casi nada!

“Tu voto es un regalo con el que se reconoce el tiempo, esfuerzo y dedicación que hay detrás de cada uno de los artículos de este blog”.

¿Me ayudas con tu voto? ¡Votar es muy fácil!

Premios 20 minutos Para ello, haz clic en esta imagen y accederás directamente a la página de la votación.

Podrás votar si te registras en 20minutos (te pedirán nombre, apellidos y una dirección de e-mail) o si te conectas a través de tu Facebook o Twitter.

¡Cada voto suma!

Son sólo un par de minutos de tu tiempo, pero te estaré muy agradecido… 🙂

¡Muchísimas gracias por tu apoyo y no te olvides de compartir! Leer más de esta entrada

“No es magia, es Química” – Ciencia en Familia

Hace algunas semanas se celebró en Oviedo una actividad de divulgación y popularización de la Ciencia, denominada “Ciencia en Familia”.

Cartel Ciencia en FamiliaLa idea era que los papás y las mamás pasáramos una tarde agradable haciendo experimentos muy sencillos con nuestros hijos pequeños (entre 3 y 8 años), bajo la supervisión de los científicos del Instituto Nacional del Carbón (INCAR-CSIC). Como os podéis imaginar, alli me fui sin dudarlo con mi hija Claudia.

Ciencia en Familia - La Química en el siglo XXI (2014)

¡Qué importantes y necesarias son las actividades de divulgación y popularización de la ciencia! Leer más de esta entrada

Selección Natural y Evolución – ¿Cómo puede un animal transformarse en otro?

Órbita Laika¡Estamos de enhorabuena!

Ayer se estrenó a las 23:00 h en La 2 de TVE “Órbita Laika” (@orbitalaika_tve), un show de divulgación y popularización de la ciencia, repleto de curiosidades, humor y colaboraciones del mundo de la ciencia y comunicación científica. Si alguno de vosotros no pudo verlo o le apetece verlo otra vez, aqui os dejo el enlace al Programa completo #OrbitaLaika1.

Nos ha dejado la siguiente perla que no me he podido resistir a publicar en el blog. Un maravilloso vídeo de Ciencia Express, que en 3 minutos nos presenta de forma breve y divertida la idea de Selección Natural y Evolución – ¿Cómo puede un animal transformarse en otro?

Disfrutadlo, es una auténtica joya:

El video que acabas de ver ha sido realizado por José Luis Crespo @QuantumFracture, para la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU. ¡Mil gracias por esta maravillosa iniciativa! Leer más de esta entrada

¡Tú puedes ayudar a hacer más visible la Ciencia! – “Divúlgame y Menéame”

Sí, así es… ¡Tú puedes ayudar a hacer más visible la Ciencia! Tu papel de divulgador científico es mucho más importante de lo que te imaginas y hoy te voy a explicar cómo puedes colaborar con “La Química en el siglo XXI“, haciendo más accesible el conocimiento científico al público general. Allá voy:

Seguro que alguna vez te has preguntado qué son esas notas con las que acabo la mayoría de los artículos de este blog, como por ejemplo el de la semana pasada “Siguiendo la pista al selenio: análisis de especiación química y su aplicación en estudios de metabolismo“:

Nota: Si te gustó este artículo, puedes ayudarme a difundirlo desde Divúlgame haciendo clic aqui y desde Menéame haciendo clic aqui“.

Divúlgame & Menéame¿Qué es Divúlgame y qué es Menéame?

Divúlgame y Menéame son sitios web desde los cuales se puede promover la divulgación científica. ¿Cómo? Muy fácil…

Los usuarios registrados envían una historia (por ejemplo, un artículo de un blog) al sitio web. Entonces, esta historia pasa a la cola de “pendientes” y podrá llegar a la página principal (portada) si reune un número suficiente de votos de usuarios registrados. Cuando felizmente la historia alcanza la portada, se multiplica el número de visitas que recibe la web original (en nuestro ejemplo el blog), dado el gran número de personas que leen la portada de estas webs.

¡Así de fácil! Únicamente tienes que registrarte como usuario de Divúlgame y Menéame (te pedirán un correo electrónico y una clave de acceso) y votar por aquellas historias que te hayan gustado.

¡Tú puedes ayudar a hacer más visible la Ciencia!

Tu voto es un regalo con el que se reconoce el tiempo, esfuerzo y dedicación que hay detrás de cada uno de los artículos de este blog.
Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: