Energía y Cambio Climático, ¡apuesta por las Renovables!

Energía Renovable y cambio climáticoElectricidad, combustibles para el transporte, sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria, consumo industrial… El uso y la producción de energía afecta a toda la sociedad y tienen un gran impacto sobre el medio ambiente.

En este contexto, el cambio climático y el enorme incremento en el consumo de energía debido al insaciable desarrollo tecnológico, son dos de los mayores desafíos globales a los que se enfrenta el mundo de la energía.

La inmensa mayoría de la producción de energía mundial tiene su origen en fuentes no renovables, en fuentes fósiles (reservas de hidrocarburos que se han formado durante millones de años en nuestro planeta como consecuencia de la fosilización de grandes cantidades de materia vegetal o materia orgánica). De hecho, los combustibles fósiles constituyen el 80% del consumo energético a nivel global, siendo los principales el petróleo y el carbón. Y precisamente, la mayor parte de las emisiones de CO2 provienen de la combustión de estas fuentes fósiles para la generación de energía. Por tanto, uno de los principales retos ambientales a los que se enfrentan la mayoría de países es el compromiso de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Leer más de esta entrada

Prevención de Riesgos Laborales, una profesión con Química

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cada 15 segundos, 153 trabajadores tienen un accidente laboral y un trabajador muere a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo. El coste de esta adversidad diaria es enorme. La cifra es aún más escalofriante si tenemos en cuenta que anualmente ocurren más de 317 millones de accidentes en el trabajo.

prevención-de-riesgos-laborales-química

Se consideran riesgos específicos del sector de la ciencia química los debidos a factores intrínsecos de los propios productos químicos en sus condiciones de empleo (propiedades físico-químicas o reactividad química), o bien a factores externos debido a la manera con que éstos se utilizan, ya sea en su almacenamiento, transporte, manipulación o procesado. Los fallos pueden ser debidos a las instalaciones o equipos, a la organización, o también al comportamiento humano inadecuado (desconocimiento de la peligrosidad del producto o proceso químico en cuestión, falta de formación para seguir procedimientos de trabajo seguros, etc.).

Desde un punto de vista de formación y empleo, la prevención de riesgos laborales (PRL) se ha convertido en uno de los sectores con más salida profesional, debido a que cualquier persona con una titulación universitaria puede acceder al mismo, convirtiéndose en una opción de futuro para cualquier graduado, diplomado o licenciado. Además, muchos profesionales en activo, de todas las áreas, buscan sumarse a los equipos de prevención de riesgos laborales de la empresa, como complemento al desempeño en sus puestos de trabajo. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: