La Química de los Polioxometalatos. ¿Una lástima de doctorado?

«Menudo doctorado… Cómo me lo he currado y no veo el resultado».

Dicen que internet es una ventana al mundo. Estando las redes sociales en pleno apogeo, si quieres estar en la “onda”, tienes que tener de todo. Pues en efecto, yo tengo correo electrónico, dos para ser exactos. El oficial para cosas serias y el de variedad (el que te haces de pequeña con nombre absurdo…) para las tonterías. También tengo Tuenti, Facebook, Picassa, Twitter, Researchgate y cómo no, LinkedIn.

Fue en LinkedIn donde contacté con el Dr. Justo Giner para pedirle “consejo” sobre mi futuro. A veces, ves los CVs tan impresionantes de la gente que en tus días positivos piensas… lo están exagerando… pero hay días no tan buenos que dices, madre mía, que he estado haciendo yo en tantos años…

En fin, mi mensaje en LinkedIn, decía algo así como “¿y después de la Tesis qué? No sé qué hacer”. Su respuesta inmediata fue que desarrollara una Marca Personal fuerte y seguido, me invitó a escribir en su blog de CienciaLa Química en el siglo XXI y me mandó un par de entradas para orientarme. La primera me hundió. Era de la Dra. Ana Coto, a la que aprovecho para felicitar por los premios que ha obtenido sobre su interesante temática “los quantum dots”, muy de moda, por cierto. La segunda me animó algo más, solo con el título “mi tesis no es una mierda”, me sentí identificada. Aunque es verdad que el autor de ese artículo partía con una palabra en el título de proyecto de tesis que tiene mucho gancho, “cáncer”. Lo mío es algo diferente y trataré de explicarlo en las siguientes líneas.

Aroa Pache Legarreta

Los polioxometalatos (abreviado POMs) pueden describirse como agregados inorgánicos de carácter aniónico y como su propio nombre indica, están formados principalmente por oxígeno (O) y metales de transición (M) en su estado de oxidación más alto. Según su composición, pueden clasificarse en dos grupos: Isopolioxometalatos, que únicamente contienen metal y oxígeno o Heteropolioxometalatos, que, además de metal y oxígeno, contienen otro tipo de elemento que actúa como heteroátomo. Si quisiéramos dar una formula general, ésta sería [XxMmOy]n–, donde solo en el caso de los heretopolioxometalatos X representa el heteroátomo. Como metales (M) más comunes encontramos molibdeno (Mo) y wolframio (W), aunque también se pueden encontrar otros en menor proporción, como vanadio (V), titanio (Ti), etc. Para el heteroátomo (X) en cambio, no existen restricciones, ya que se conocen alrededor de 70 elementos de todos los grupos de la Tabla Periódica, exceptuando los gases nobles. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: