Energía y Cambio Climático, ¡apuesta por las Renovables!

Energía Renovable y cambio climáticoElectricidad, combustibles para el transporte, sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria, consumo industrial… El uso y la producción de energía afecta a toda la sociedad y tienen un gran impacto sobre el medio ambiente.

En este contexto, el cambio climático y el enorme incremento en el consumo de energía debido al insaciable desarrollo tecnológico, son dos de los mayores desafíos globales a los que se enfrenta el mundo de la energía.

La inmensa mayoría de la producción de energía mundial tiene su origen en fuentes no renovables, en fuentes fósiles (reservas de hidrocarburos que se han formado durante millones de años en nuestro planeta como consecuencia de la fosilización de grandes cantidades de materia vegetal o materia orgánica). De hecho, los combustibles fósiles constituyen el 80% del consumo energético a nivel global, siendo los principales el petróleo y el carbón. Y precisamente, la mayor parte de las emisiones de CO2 provienen de la combustión de estas fuentes fósiles para la generación de energía. Por tanto, uno de los principales retos ambientales a los que se enfrentan la mayoría de países es el compromiso de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Leer más de esta entrada

Biomasa: nuevas oportunidades profesionales en España y Latinoamérica

La biomasa ha sido la fuente energética que ha permitido a la especie humana sentar las bases de su desarrollo, así como de su progreso tecnológico y económico. Sin embargo, cuando el uso de combustibles fósiles comenzó a tomar fuerza, la biomasa se vio relegada a un segundo plano, donde su aportación a la producción de energía primaria era insignificante.

biomasa-energia-renovable-organica«Se considera biomasa a un grupo de productos energéticos y materia primas de tipo renovable que se originan a partir de materia orgánica formada por vía biológica».

En los últimos años, el sector de la biomasa ha experimentado un importante resurgimiento, tanto en la Unión Europea como en otras regiones, destacando la zona de Latinoamérica, la cual posee abundantes recursos.

Este fuerte crecimiento se debe principalmente a la utilización de equipos e instalaciones más eficientes, junto con el encarecimiento de los combustibles de origen fósil y la electricidad, las preocupaciones de carácter medioambiental y la apuesta de los Gobiernos (a diferentes escalas y niveles) por las energías renovables.

En este contexto surge un nuevo entorno profesional relacionado con la valorización energética de la biomasa, y no solamente para generación de energía eléctrica, sino también para usos finales térmicos, generando empleos relacionados con la logística, el transporte, la tecnología, la distribución, la ingeniería, la instalación, el mantenimiento, etc. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: